Saltear al contenido principal
Menú

¿HAY ‘FANTASMAS’ EN TU CASA? | A continuación, te mostramos las 8 señales que deberías tener presentes para poder analizarlo

¿HAY ‘FANTASMAS’ EN TU CASA? | A Continuación, Te Mostramos Las 8 Señales Que Deberías Tener Presentes Para Poder Analizarlo

Si alguna vez te has preguntado si hay “fantasmas en tu casa” a continuación, te mostramos las 8 señales que deberías tener presentes a la hora de analizarlo.

Desde que las películas de terror formaran parte de nuestras vidas, estas nos han metido el miedo en el cuerpo, pero… ¿a quién no le ha pasado estar solo en casa por la noche y echarse a temblar al oír algún ruido extraño? Nuestro propio instinto de supervivencia nos lleva a ponernos en estado de alerta cuando vemos o escuchamos algo que puede suponer una amenaza para nuestra integridad física. De ahí que se nos acelere el pulso al escuchar un ruido y no reconocer su origen. Además, nuestro cerebro está diseñado para intentar dar siempre una explicación lógica a cualquier estímulo que recibe, y es por ello, que estas situaciones puedan llegar a desencadenar un estado de pánico que escape totalmente a nuestro control.

A continuación, te mostramos las 8 señales que deberías tener presentes a la hora de analizar el “misterioso sonido” que has escuchado

1. Sonidos extraños: Escuchas pisadas, golpes en la puerta, ruidos raspados o un vago sonido al final del pasillo que no termina de definirse. En algunas ocasiones, estos ruidos pueden presentarse de forma muy sutil y otras veces pueden ser imposibles de ignorar.

Sonidos extraños

2. Luces y electrodomésticos que se prenden y apagan sin razón: Tal vez tu televisor se activa repentinamente sin presionar ningún botón. O quizás algunas luces se han encendido sin razón aparente: recuerdas claramente apagarlas antes de salir de casa, pero cuando vuelves, misteriosamente se han vuelto a encender.

Luces que se ‘Apagan y Encienden’ sin razón lógica

3. Puertas que se abren o cierran solas: Escuchas el sonido de una puerta que se balancea sobre sus bisagras, solo para doblar la esquina, dirigirte hacia ella y encontrarla en perfectas condiciones tras inspeccionarla a fondo. O tal vez entraste a una habitación y descubres que la puerta que antes estaba cerrada, ahora se encuentra abierta de par en par, o viceversa.

Puertas que se abren solas

4. Sombras inexplicables: Aunque parezca extraño, ver siluetas negras es algo más común de lo que pensamos, sobre todo en esas casas que tienen “huéspedes” de otras dimensiones paralelas. Este tipo de sombras pueden tomar formas humanas, pero rara vez aparecen directamente en el campo de visión y suelen aparecer en un abrir y cerrar de ojos de manera repentina, lo que dificulta su identificación.

Sombras inexplicables

5. Objetos que desaparecen y reaparecen: Tal vez este sea uno de los fenómenos más frecuentes ya que es algo que todos hemos experimentado en un momento u otro. Colocas un elemento en un lugar, te distraes con cualquier cosa, y cuando te das la vuelta ya no está. Miras por todas partes, pero fue no aparece. Horas más tarde, el objeto vuelve a aparecer en el lugar exacto donde lo dejaste. A este fenómeno se le conoce como el ‘fenómeno Jotts’.

Objetos que desaparecen

6. Sentirte observado, o incluso tocado: Esto no es algo inusual, ya que algunas personas informan sentirse observadas en público con bastante frecuencia. Sin embargo, si la sensacion se intensifica cuando estás solo en tu casa, podría atribuirse a una actividad paranormal.

Sentirse observado

7. Lugares más fríos o calientes de lo usual: Algunas personas aseguran experimentar cambios de temperatura bruscos y repentinos cuando entran en un lugar con energías extrañas las cuales identifican como ‘entidades sobrenaturales’. La fuente de estos puntos fríos o calientes se puede identificar con cámaras térmicas. 

Medidor de Temperatura

8. Lloriqueos o susurros: Muchas de las personas que dicen haber tenido estas experiencias, creen que están sufriendo de alguna enfermedad mental, ya que no se ha hablado mucho de este tema en concreto. Las personas que han sufrido este fenómeno tan peculiar, aseguran que antes de que sucediera, podían escuchar una especie de zumbido, que se iba poco a poco, transformando en un susurro. 

Susurros de Fantasmas

A partir de ahora, sabrás indentificar si los sonidos que has escuchado vienen de este mundo, o de lo contrario, pudiera ser que tuvieras una compañçía inesperada en tu propia casa y quién sabe, si, acabaréis siendo buenos amigos…

Y tú, a qué conclusión has llegado… ¿crees que hay ‘fantasmas’ en tu casa?

¡Déjanos tus comentarios!

*Vídeo Recomendado:

Esta entrada tiene 10 comentarios
  1. Hola buenas tardes, en mi caso hay algo en la casa de mi mamá… Mis hermanos ven una especie de sombra que aparece en la casa como un bulto negro, se abre la puerta del dormitorio de mi madre o puerta del frente de la casa. Se movió objetos, se cayó como si tiraron un. Espejo grande y se rompió todo. Se qbren o cierran cierres de carteras. Se siente la presión como de algo o alguien… Golpes de puerta como que tocan para que les abran

    1. Hola Lily, es realmente impresionante lo que cuentas… ¿desde cuándo te pasa? ¿dónde está ubicada la vivienda?

  2. Sí, yo he sufrido alguna de éstas señales. Todo empezó hace algunos años tras el fallecimiento de mi madre. Un tiempo después me fui a vivir a una vieja casa en un remoto pueblo. La vivienda era de un hombre de allí, pero me la arrendaron los antiguos inquilinos tras acordarlo con éste. A la primera semana tuve que cambiar de dormitorio. En la parte superior de la casa había un viejo altillo que que se usaba como trastero y como cuarto de la colada en el que sólo había luz durante el dia. En un rincón tenía un hueco que descendía al piso inferior, donde daban las ventanas de dos de los dormitorios. Como digo, en las primeras noches sentía cómo algo descendía por el hueco y se dejaba caer sobre la cama, pero nunca había nada. Al cambiarme de dormitorio pude dormir tranquilo, pero con el paso de los meses escuchaba ruidos, pasos y susurros en el desván. A menudo de madrugada oía como alguien bajaba las escaleras desde allí arriba hacia la puerta de la calle, pero eso era todo, nunca se oía salir ni volver a subir a nadie (claro, las puertas estaban cerradas con llave). A los últimos meses empecé a notar que algunas cosas “se perdían” y al cabo del tiempo reaparecían ocultas en lugares extraños. El caso que más recuerdo fue cuando me ocurrio con las llaves de casa. La lié parda porque acusé a un amigo de haberlas cogido y casi llega la sangre al río. Al mes y medio aparecieron ocultas debajo de un mueble de la cocina. Siluetas, formas de rostro tras las cortinas, vasos y platos que se rompían solos…y ese frío. Ese frío gélido que recorría cada rincón de la casa. Al final me mudé, pero no por los fenómenos, si no por motivos laborales. Estuvo bien tensa la cosa.

  3. En mi casa si hay pero son tranquilos pero en casa de mis padres no paran, son muy activos parlanchines y muy ruidosos.

  4. En mi casa no hay fantasma pero si 2 angelitos que ne protege hablo con ellos siempre que los necesito a través de mi péndulo y mis cartas de runa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar