Saltear al contenido principal
Menú

 “APARTAMENTO ENCANTADO” POR VACACIONES | Una familia alquila un apartamento muy económico en Matalascañas y rápidamente descubren el motivo…

 “APARTAMENTO ENCANTADO” POR VACACIONES | Una Familia Alquila Un Apartamento Muy Económico En Matalascañas Y Rápidamente Descubren El Motivo…

Querían disfrutar de unas vacaciones tranquilas en la playa de Matalascañas y se convirteron en un “infierno”

Y es que cuando llega el verano, son muchas las personas que desde el interior de la península buscan una zona de costa para disfrutar de sus vacaciones. Hoteles, pisos o apartamentos, cualquier sitio es bueno para descansar.

Viaje en coche – Imagen via shutterstock

Eso es lo que pensó una familia que en el mes de Julio se decidió a buscar un piso económico por la zona de Matalascañas, en Huelva (España). Después de buscar varios alojamientos, lograron encontrar un pequeño piso de apenas 50 metros frente a la costa, por una cantidad realmente sorprendente: 700 euros.  Sin pensarlo, cerraron el acuerdo y esa misma semana se trasladaron hasta allí para comenzar sus vacaciones.

Nada más llegar todo parecía perfecto, a todos les gustaba el apartamento, a todos excepto a un perro que tenían y que se comportaba inusualmente de forma extraña: gruñía y ladraba a la nada siendo reprendido por la familia.

Al caer la segunda noche, las luces comenzaron a encenderse y apagarse solas.

Pasillo oscuro – Imagen vía pikist

La familia creyó que se trataba de alguna anomalía eléctrica, era muy molesto, mientras que un olor putrefacto se percibía por la casa. “Ya decía yo que esto era muy barato, aquí no se puede estar 15 días”, decía el padre, un señor con 66 años que estaba realmente molesto, “si esto se repite iré a ver a los propietarios” decía.

Al siguiente día todo transcurrió con normalidad, posiblemente porque pasaban más tiempo en la playa que en la casa, no obstante, notaban que en el piso había cosas que no estaban en su sitio: el ventilador aparecía en otra zona de la casa, enseres de cocina caídos en el suelo… Pero en un principio no quisieron darle mayor importancia.

A la cuarta noche, un miembro de la familia, una chica llamada Sonia, comenzó a soñar con una señora mayor que le decía –en sueños- que ella había muerto allí. La pesadilla se repetía de forma insistente y la joven estaba aterrada.

Así que, movidos por la curiosidad, decidieron realizaron algunas preguntas sobre el extraño piso a los comercios más cercanos y la respuesta fue sorprendente: allí había fallecido una señora de unos 60 años de forma repentina, de parada cardiorrespiratoria. Murió en el mismo piso.

La anciana – Hazel Hill

La familia, totalmente sorprendida por los acontecimientos y que sólo había pasado allí unos días, finalmente decidió regresar a casa, pero no todos, ya que uno de sus hijos llamado Joaquín, optó por hablar con sus amigos y hacerles un ofrecimiento: “mis padres tienen todavía el piso en Matalascañas y creemos que es un piso encantado, ¿nos vamos allí a investigarlo?”. Y los amigos decidieron acompañarlo en la atrevida aventura.

Al llegar sus amigos y hacer algunas compras necesarias, comenzaron a hablar sobre lo que sucedía y uno de ellos propuso hacer una ouija improvisada con trozos de papel y un vaso. En aquella sesión se manifestó el “espíritu” de una mujer que decía haber muerto allí y que quería comunicarse con su hijo (actual dueño de la casa).

Espíritu en la Casa – Imagen Adobe Stock

A la mañana siguiente el chico contactó con el propietario y le narró lo sucedido, totalmente sorprendido por lo que estaba esuchando, el dueño decidió acompañarles a la noche siguiente y participar en la sesión de Ouija. En la misma, se manifestó aquel ente y le dio el mensaje a su presunto hijo y según cuentan, tras ello se sintió una clara parafonía (sonido inexplicable en el ambiente) en el piso que decía “gracias, gracias”, y que el hijo identificó sin ninguna duda como la voz de su difunta madre, mientras una mecedora que tenían en el salón se movía sola, curiosamente era el lugar donde habitualmente descansaba la señora.

Según los testigos que presenciaron todo aquello, la experiencia fue fuerte, emocionalmente intensa, e inolvidable.

La Mecedora – Imagen de La Martina

A veces algo tan inocente como alquilar una casa en la playa para pasar unos días de descanso, se puede convertir en una experiencia inolvidable y no precisamente por haber descansado plácidamente… Pero ¿acaso no buscamos tener recuerdos inolvidables de los lugares que visitamos? Seguro que esta familia nunca olvidará sus “increíbles” vacaciones en Matalascañas.

*Vídeo Recomendado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar