Saltear al contenido principal

“EL EXORCISMO DE ANNA ECKLUND” | Se dice que era capaz de hacer ruidos extraños, hablaba en lenguas desconocidas, e incluso levitaba…

“EL EXORCISMO DE ANNA ECKLUND” | Se Dice Que Era Capaz De Hacer Ruidos Extraños, Hablaba En Lenguas Desconocidas, E Incluso Levitaba…

Anna Ecklund era el seudónimo de Emma Schmidt (nacida el 23 de marzo de 1882), una mujer estadounidense cuya supuesta posesión demoníaca y exorcismo se produjo durante varias décadas, culminando en un extenso exorcismo que duró del 18 de agosto al 23 de diciembre de 1928 en Earling, Iowa.

Emma Schmidt nació el 23 de marzo de 1882 en Wisconsin (EE.UU.) y se crió en una casa católica en Marathon. Según los registros de nacimiento de Wisconsin, ambos padres de Schmidt eran inmigrantes alemanes. Según los informes, comenzó a mostrar signos de posesión durante su adolescencia, demostrando repulsión hacia los objetos sagrados, pensamientos “perturbados” e incapacidad para ingresar a las iglesias. Según un relato publicado en 1935, la supuesta fuente de posesión de Schmidt era su tía Mina, una bruja local de renombre que colocaba hechizos en las hierbas con las que prepararía la comida de Schmidt. Mina, supuestamente fue amante del padre de Schmidt.

Ilusración de Winsconsin en el año 1880

En el verano de 1928,  el padre Theophilus Riesinger, un sacerdote capuchino originario de Baviera, Alemania, fue llamado para realizar una exorcismo a Schmidt. Según los informes, exhibió numerosos síntomas, incluido un ataque de rabia por la comida que había sido rociada con agua bendita y silbidos y maullidos similares a los de un gato. El exorcismo comenzó el 18 de agosto y se informó que el exorcismo fue violento, con Schmidt levitando, aullando y colgando del marco de la puerta. La primera sesión duró hasta el 26 de agosto; una segunda sesión tuvo lugar entre el 13 y el 20 de septiembre, seguida de una sesión final de ocho días que duró del 15 de diciembre al 23 de diciembre de 1928.

El extenso exorcismo causó un deterioro notable en el cuerpo de Schmidt, ya que se negó a consumir alimentos, por otro lado, su cabeza, labios y rostro se hincharon, y tal y como trascribieron en los informes, también pudo hablar en varios idiomas desconocidos para ella. El 23 de diciembre, último día del exorcismo, el padre Riesinger ordenó a los demonios en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que se fueran al infierno. En ese momento Schmidt se derrumbó en su cama y comenzó a gritar; “Belcebú , Judas, Jacob, Mina,” seguido de “Infierno, Infierno, Infierno” entonces  abrió los ojos y para tranquilidad de todos comenzó a hablar con su propia voz y según los informes, el exorcismo de Riesinger tuvo el éxito esperado.

Esta historia que para muchos pudiera tratarse de una buena novela de ficción, ocurrió en la realidad y fue en la que se basaron para crear la aterradora película “El exorcismo de Anna Ecklund” estrenada en el año 2016.

The Exorcism of Anna Ecklund (2016)

Y tú, ¿fuiste al cine a verla? ¿qué te pareció?

¡Déjanos tus comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar