Saltear al contenido principal
Menú

“EL EXORCISMO DE ROLAND DOE” | El aterrador ‘caso real’ en el que se basaron para hacer la película “El Exorcista” de William Friedkin, en 1973

“EL EXORCISMO DE ROLAND DOE” | El Aterrador ‘caso Real’ En El Que Se Basaron Para Hacer La Película “El Exorcista” De William Friedkin, En 1973

Desde que se estrenara la famosa película “El Exorcista” dirigida por William Friedkin en el año 1973, muchas personas pasaron noches enteras sin poder dormir, pero lo que muchos desconocen, es que la aterradora historia está basada en hechos reales, concretamente en la historia de un joven de 14 años llamado ‘Roland Doe’

Escena de la película “El Exorcista” de William Friedkin, 1973

Roland, nació el 1 de junio de 1935 en el seno de una familia luterana de origen alemán. Durante la década de los 40 la familia se mudó a la ciudad de Cottage city, en Maryland (EE.UU) . Roland era hijo único y sólo jugaba con los adultos de su casa, principalmente con su tía Harriet, que era espiritista y le enseñó a usar la Ouija. Al principio todo “era un juego”,  pero a los pocos meses la tía falleció y es cuando el joven comenzó a practicar la Ouija de manera más habitual para intentar comunicarse con su querida tía recién fallecida. Este sería el inicio de una historia aterradora.

Todo comenzó una noche, cuando se empezaron a escuchar unos “extraños ruidos” provenientes del armario donde Roland guardaba aquella Ouija. Con el paso de los días los ruidos cada vez fueron más habituales y empezaron a incrementarse junto con: fuertes golpes en la pared, movimientos autónomos de objetos, arañazos por diferentes estancias, un cuadro que tenían de Jesucristo se retorcía sin explicación, cambios drásticos en la temperatura de la casa, y un sinfín de perturbadores acontecimientos que hicieron preveer que algo malo estaba pasando allí… Según cuentan, esta ‘oscura energía’ empezó a afectar directamente a Roland, quién mostraba un comportamiento cada vez más hostil hacia los demás y llegando a repercutir físicamente en él.

Imagen original de Roland Doe

Un sacerdote Católico fue a visitarlo y no necesitó mucho tiempo para que aquellas “fuerzas oscuras” se manifestaran; la cama de Roland se movía por sí misma, en su pecho aparecían marcas de arañazos que parecían venir desde dentro, una botella de agua bendita explotó conmo si de gasolina se tratara, y el fuego de las velas empezó a incrementarse sin control hasta alcanzar una llama de unos 10 centímetros de altura y en ese momento, una voz irreconocible salió del cuerpo de Roland diciendo en latín: “Oh, sacerdote de Cristo, sabes que soy un demonio. ¿Por qué me molestas?”

Viendo que podía tratarse de un caso de posesión demoníaca, el sacerdote William S. Bowdern solició la autorización del arzobispo para practicarle exorcismo al chico, y tras la presentación de todas las pruebas, estas fueron remitidas y rápidamente autorizadas por el Vaticano ordenándole que llevara consigo un minucioso diario en el que escribiera todo lo que allí ocurriera durante el ritual.

 

Imagen del Exorcismo Real practicado a ‘Roland Doe’

 

Según cuentan, el exorcismo se llevó a cabo en el ala de psiquiátrica del Hospital de la Universidad de Georgetown, en Washington D. C. (EE.UU). Los sacerdotes oficiantes fueron los padres -Walter Halloran, William S. Bowdern y William Van Roo-, además de un tercer jesuíta encargado de asistirles en el ritual. Se cree que el exorcismo duró alrededor de un mes, dividido en treinta sesiones agotadoras y al finalizar el proceso, varios testigos aseguraron haber escuchado un tremendo ruido similar al de un gran crujido que se escuchó por todo el hospital, según dicen, en ese mismo instante el joven Roland miró a los sacerdotes y les dijo: “se ha ido”.

Imagen de una de las jornadas de Exorcismo con Roland Doe

Después de mucho esfuerzo, finalmente la luz llegó a la vida de Roland y el exorcismo fue todo un éxito. El muchacho continuó con su vida de manera normal, y curiosamente, sin recordar absolutamente nada de lo que había sucedido. Roland, realmente era un pseudónimo que le pusieron al chico para preservar su identidad, pero en realidad, se desconoce su verdadero nombre. Otra información que facilitaron del muchacho, es, que con los años se convirtió en un exitoso comerciante, contrajo un feliz matrimonio trayendo al mundo varios hijos los cuales le hicieron abuelo.

Una vida aparentemente normal, marcada por un pasado totalmente oscuro y siendo esta aterradora historia llevada a la gran pantalla de la mano del director William Friedkin con su película“El Exorcista” (1973) cosechando una gran cantidad de éxitos en taquilla y  siendo catalogada como una de las mejores películas de terror hasta el momento dejando a millones de personas sin dormir muchas noches recordando sus escalofriantes escenas…

*Vídeo Recomendado:

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Hola! Interesante el caso de Roland, lo bueno que el chico logró salir adelante y también tener su familia. Me hubiera gustado que nombraran el libro de William Peter Blattys, ya que también se baso en esa historia de Roland.
    Saludos 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar