Saltear al contenido principal
Menú

¿Tengo un objeto maldito en mi casa? Cómo identificar la presencia de un ‘objeto maldito’ en tu casa y erradicarlo para siempre

¿Tengo Un Objeto Maldito En Mi Casa? Cómo Identificar La Presencia De Un ‘objeto Maldito’ En Tu Casa Y Erradicarlo Para Siempre

Los malos deseos o maldiciones a través de objetos, es una práctica más común de lo que la gente se imagina…

Ya sea comprándolo, o recibiendo el objeto en cuestión de manera inesperada (como un regalo), enviado por alguien que «aparentemente nos estima» debes tener mucho cuidado ya que en muchos sentidos, el envío de un objeto maldito es mucho peor, incluso, que el mal de ojo o una maldición en palabras.

Eso se debe a que solemos guardar, tocar o usar el objeto maldito, especialmente si es bonito. Pero cada vez que lo hacemos, activamos la mala energía que puesta por el “enemigo” no haría más que afectar a nuestra vida diaria con pensamientos negativos y sucesos trágicos a nuestros alrededor.

Foto de Juan Pablo Serrano Arenas

Puedes identificar que un objeto está maldecido si, casi de forma inmediata, comienzas a sufrir de fuertes dolores de cabeza, tienes de extraños accidentes, eres incapaz de dormir o tienes pesadillas en las que te atacan brutalmente… También empiezas a experimentar una racha de mala suerte y, los que te rodean, pueden llegar a sentir las vibraciones negativas que se crean a tu alrededor.

Debes tener especial cuidado al adquirir objetos «mágicos» de otras culturas ya que estos, pueden contener una maldición muy poderosa del creador original o de aquellos que lo usaron para un propósito negativo. Puedes destruir el objeto maldito echándolo al fuego, sumergiéndolo en agua o enterrándolo… pero es posible que desees deshacerte de cualquier vestigio, para ello, aunque los huevos se usan tradicionalmente para eliminar el mal de ojo, en estos casos, también nos sirve para erradicar las maldiciones en personas y objetos.

Foto de Monserrat Soldú

Simplemente debes coger un huevo, pasarlo por todo tu cuerpo de arriba a abajo, luego rompes el huevo y lo viertes en el interior de una copa o vaso de cristal transparente. Lo que observarás pasados unos segundos, serán unas inusuales burbujas (que representan la persona que hizo la maldición) y que se irán dispersando hasta desaparecer.

Una vez hayan desaparecido por completo, tira el huevo al inodoro mientras pides que “toda maldición desaparezca para siempre de tu vida”. Pronto empezarás a notar que las energía ha cambiado y lo negativo te ha abandonado para siempre…

Antes y después del huevo

Ahora ya sabes identificar y erradicar una maldición de un objeto, pero debes de tener en cuenta que en algunos casos la maldición es tan fuerte, que necesitas pedir ayuda y recurrir a un profesional para que lo erradique de manera definitiva.

Y tú, ¿has identificado algún objeto maldito en tu casa?
¡Déjame tus comentarios!

*Vídeo Recomendado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar