Saltear al contenido principal
Menú

“LAS FIGURAS DE ACÁMBARO” | Uno de los ‘hallazgos más misteriosos’ que reescribiría la historia tal y como la conocemos

“LAS FIGURAS DE ACÁMBARO” | Uno De Los ‘hallazgos Más Misteriosos’ Que Reescribiría La Historia Tal Y Como La Conocemos

¿Has oído hablar alguna vez de los Oopart? Son ‘objetos fuera de su tiempo’ que por sus características no tendrían que estar ahí…

Desde misteriosas máquinas con engranajes imposibles, hasta teléfonos móviles y otros aparatos que fueron encontrados en épocas donde todavía no existían o que simplemente no coincidirían en el mismo espacio-tiempo en el que fueron encontrados. Y es que han sido varios los Ooparts que se han venido encontrando desde hace siglos por diferentes ubicaciones y yacimientos arqueológicos de todo el mundo.

El nombre de “Oopart” viene del acrónimo en inglés -out of place artifact- (artefacto fuera de lugar en español) y uno de los ejemplos más claros de este tipo de artefactos, son las misteriosas figuritas encontradas en el yacimiento de Acámbaro, una pequeña localidad en el Estado de Guanajuato, al noroeste de Ciudad de México.

Figuritas de Acámbaro / Imagen: Brattarb

Allí se encuentra ubicado el ‘Museo Waldemar Julsrud’ y encontrarás expuestas las cerca de 37.000 figurillas que fueron encontradas en el año 1944 por un arqueólogo alemán llamado ‘Waldemar Julsrud’ quien hizo un importantísimo descubrimiento en la localidad de Acámbaro. Todo comenzó de la manera más simple posible, en un rutinario paseo a caballo junto con un amigo comerciante. El arqueólogo iba observando el suelo, cuando descubrió (sobresaliendo del mismo), una pequeña figura que en un principio no supo identificar con ninguna cultura conocida.

Con bastente curiosidad y atraído por su origen, mandó excavar toda aquella zona para ver si encontraban otras figuras semejantes, ofreciendo para ello, un peso por cada una de las piezas intactas que encontraran. Sorprendentemente, su llamamiento obtuvo un resultado inesperado ya que más de 37.000 piezas de piedra fueron encontradas allí. Al analizarlas, se dieron cuenta de que ¡muchas de ellas parecían representar a los antiguos y extintos dinosaurios!

¿cómo podía ser posible si por aquel entonces no se tenía conocimiento de la existencia de estos grandes seres?

Desde ese momento, el interés de arqueólogos de todo el mundo se disparó con aquél mincreíble descubrimiento y hasta allí se desplazaron varios compañeros del profesor ‘Julsrud’ entre los que se encontraba el profesor de Historia de la Universidad de New Hampshire, Charles Hapgood, quien aplicándoles el método del Carbono 14 y después enviado a la Universidad de Nueva Jersey para su posterior estudio, esta última determinó que el origen se remontaba entre 1.110 y 4.350 A.C. certificando así el origen cronológico de aquellas piezas encontradas, aunque dicha prueba seguiría sin justificar la presencia de dinosaurios por aquel entonces ya que se consideraban extintos millones de años antes…

Figuritas de Acámbaro / Imagen: Brattarb

Desde entonces, la controversia ha seguido los cauces habituales en este tipo de anacronías en los que hay opiniones encontradas de todo tipo. El Instituto Smithsoniano (Smithsonian Institution, en inglés) es una organización de investigación y un complejo de museos ubicado en Washington, D.C. que se desmarcó del asunto aduciendo que las piezas eran falsas, y junto a ellos, una buena parte de la comunidad internacional arqueológica considera que ‘Waldemar Julsrud’ no operó de mala fé, pero sí que fue engañado por los campesinos del lugar, quienes agraviados por el bajo sueldo que les ofrecía (un peso por figurita) se dedicaron a crear ellos mismos las figuras.

Por el otro lado, los que defienden el descubrimiento de ‘Julsrud’ siempre exhiben por delante los estudios científicos que han datado estas piezas en miles de años A.C, y portan, claras fotos del enorme parecido de estos animales con los antiguos dinosaurios. Algunos, hablan de la hipótesis (no demasiado probable) de que humanos y dinosaurios convivieran hasta mucho después de los 65 millones de años que teóricamente se estableció para la desaparición de aquellos gigantes. Y existe otra teoría mucho más realista que indicaría, que simplemente la civilización que las creó, bien pudo haber descubierto yacimientos antiguos ycon restos fósiles de Dinosaurios, los cuales quedaron representados en aquellas pequeñas figuritas.

¿Tú qué opinas? ¿Fueron las ‘figuritas de Acámbaro’ creadas hace millones de años? o de lo contrario, tendrían una procedencia más actual… 

¡Déjanos tus comentarios!

*Vídeo Recomendado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar