Saltear al contenido principal
Menú

MANDY, LA «MUÑECA MALDITA» | Una familia de Canadá aseguró estar experimentando ‘fenómenos paranormales’ por culpa de un juguete maldito

MANDY, LA «MUÑECA MALDITA» | Una Familia De Canadá Aseguró Estar Experimentando ‘fenómenos Paranormales’ Por Culpa De Un Juguete Maldito

La muñeca tiene más de 115 años y está considerada como «maldita» desde que una serie de extraños acontecimientos sucedieran a su alrededor

Era la década de los 90, cuando una noche una madre de familia, comenzó a escuchar unos misteriosos «llantos de bebé» que venían del sótano de su casa, extrañada y pensando que se trataría de algún animal o ave, bajó a ver qué estaba sucediendo… según se acercaba, los inquietantes llantos parecían ir sonando cada vez más fuertes hasta que, quedó totalmente paralizada al percatarse que el sonido provenía de una antigua muñeca.

Imagen ilustrativa del sótano

Totalmente paralizada por el miedo y al no dar crédito a lo que sus ojos estaban viendo, decidió guardarla rápidamente en una caja y llevarla al Quesnel & District Museum para donarla. A partir de ese momento, misteriosamente los sonidos desaparecieron de la casa…

Imagen original de Mandy

Una vez que ‘Mandy’ fue ubicada en el museo junto a otras muñecas antiguas, los fenómenos extraños comenzaron a surgir de nuevo alrededor de ella. Según cuentan los trabajadores del Museo, cuando llegaba la noche, podían escucharse golpes salir del armario donde estaba guardaba la muñeca. También contaban, que por el día, los objetos cotidianos del personal del Museo, comenzaron a desaparecer de manera inexplicable y a los pocos días, aparecían metidos en diferentes cajones repartidos por todo el edificio sin que nadie pudiera darle una explicación aparente… también desaparecían fotos, bolígrafos y libros, que ya nunca más volvían a aparecer.

En el inicio, el museo mostraba a ‘Mandy’ junto con otras muñecas antiguas cerca de la entrada, pero a los pocos días empezaron a encontrar a las otras muñecas dañadas y los rumores de que ‘Mandy’ era quien las atacaba, se extendieron como la pólvora, llegando incluso a ser arrinconada en una zona apartada del edificio y metida en una urna.

Imagen original de Mandy en la urna

Según cuentan, los ruidos y fenómenos extraños no han cesado en la actualidad y quién sabe si es ‘Mandy’ intentado escapar de su urna… Y tú, ¿pasarías una noche en el Museo para comprobarlo? ¡Déjanos tus comentarios!
*Vídeo Recomendado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
×Close search
Buscar