Saltear al contenido principal

EL MILAGRO DE LAS SAGRADAS FORMAS | Un Milagro ocurrido en Alcalá de Henares (Madrid) y desconocido por muchos

EL MILAGRO DE LAS SAGRADAS FORMAS | Un Milagro Ocurrido En Alcalá De Henares (Madrid) Y Desconocido Por Muchos

En Mayo del año 1597 ocurrió un Milagro totalmente desconocido por muchos en la iglesia de los jesuitas, conocida hoy en día como la iglesia de Santa María en Alcalá de Henares (Madrid).

Por aquel año, llegó un forastero a la iglesia de esta ciudad pidiendo el sacramento de confesión. Por aquel entonces, le asistió el padre Juan Juárez, ante el cual, el desconocido reconoció haber asaltado una iglesia y robado sus vasos sagrados con las sagradas formas. Arrepentido de sus actos le entregó, además, las veinticuatro formas sustraídas envueltas en un paño.

El padre Juárez informó de este hecho al superior de la orden Gabriel Vázquez, el cual, avisó rápidamente al padre que por este método habían sido envenenados otros sacerdotes en Segovia, Murcia y otros lugares, por lo que decidió, en lugar de consumirlas, guardarlas, y metieron las sagradas formas en una cajita de plata con la siguiente nota; “léase esta nota y hágase lo que se dice. Una vez descompuestas háganse desaparecer en el fuego o en el agua“.

Transcurrieron once años y las sagradas formas permanecían frescas, por lo que, en 1608, el provincial de ToledoLuis de Palma, que se encontraba de visita por la zona, ordenó que fueran colocadas en una sala húmeda con el fin de acelerar su descomposición junto a otras formas sin consagrar. Transcurrido cierto tiempo, se comprobó el estado de las formas, y vieron que todas se habían estropeado a excepción de éstas, que se mantenían en el mismo estado.

Seis años después el padre Palma hizo que fueran examinadas por el doctor García Carrero, el cual, tras un pormenorizado examen, declaró que aquel fenómeno era todo un misterio y no podía deberse a causas naturales. Los miembros de la Universidad de Alcalá admitieron las pruebas aportadas por el doctor.

El 16 de julio de 1619 el rector don Francisco Robledillo se dirigió al vicario general de Alcalá de Henares, Cámara y Murga, para solicitarle que declarase público el milagro, hecho que se realizó en pública procesión por las calles de Alcalá.

Fuente: Portal-local.es

 

Esta entrada tiene 4 comentarios
  1. I like the valuable info you provide in your articles. I’ll bookmark your blog and check again here regularly. I am quite certain I’ll learn plenty of new stuff right here! Good luck for the next! Paolina Andrej Stromberg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar