Saltear al contenido principal

OCHATE, UN PUEBLO MALDITO | El pueblo que de la noche a la mañana quedó totalmente vacío

OCHATE, UN PUEBLO MALDITO | El Pueblo Que De La Noche A La Mañana Quedó Totalmente Vacío

Son cientos los lugares que parecen estar marcados por el Misterio y los extraños sucesos, alguno de ellos puede ser visitado y te aseguro que no te dejarán pasar desapercibido

Como en un antiguo pueblo de Brugos llamado Ochate, o también conocido como “Ochate, el pueblo maldito”. La primera referencia escrita sobre este lugar aparece en la Nómina de San Millán, del año 1025. Más tarde, ya en el siglo XIII, aparece bajo el nombre de Chochat, y después de un abandono de más de 200 años, se repobló en el siglo XVI y se le llamó Ochate.

En 1830, cuando apenas sobrepasaba el medio centenar de vecinos y al ser lugar de paso, los bandoleros se apostaron sobre sus alrededores para sobrevivir del pillaje como buenamente podían, dando lugar al declive del pueblo en el siglo XX, y quedando de la noche a la mañana totalmente vacío y abandonado de manera inexplicable.

Con el paso de los años, concretamente en el año 1982, una revista de divulgación dedicada a los fenómenos paranormales publicó un reportaje que asociaba el trágico pasado de Ochate (epidemias  y muertes inexplicables) con la aparición de varios sucesos misteriosos ocurridos en medio de la investigación, llegando a captar sombras misteriosas, escabrosas psicofonías de inquietantes gritos, y un gran número de extraños murmullos que parecían provenir directamente del mismo inframundo.

Los estudiosos de estos temas, localizan a este lugar como uno de los pueblos malditos y más encantados de España, ya sea por el extraño magnetismo y la presión trágica que perciben los que pasan por allí o, por su trágica historia, pero sea lo que sea, hace que sus visitantes sientan en este lugar una extraña sensación de miedo y respeto que hace que Ochate, sea considerado como uno de los “pueblos malditos” más famosos de España.

Y tú, ¿visitarías Ochate?

Déjanos tus comentarios!!

 

Esta entrada tiene 5 comentarios
  1. Ya estuve en Ochate, con dos compañeros, salimos un día sobre las 7 de la mañana, y llegamos sobre las 23 horas, era invierno, realmente llegamos a los pueblos de su alrededor muchas horas antes, pero dimos miles de vueltas para buscar el camino correcto para el pueblo maldito, se nos echó la noche encima y decidimos parar junto a un cruce de caminos para dormir, al día siguiente, con la luz del sol, nos dimos cuenta que estábamos en Imiruri , en el mismo camino que se dirige al pueblo de Ochate, al llegar, saque la cámara de video, poniéndole las pilas nuevas recién sacados de sus envases, me puse a grabar al llegar a la torre, decidí entrar grabando continuamente y por desgracia se apagó la cámara por falta de batería, (pero si las pilas son nuevas), si, así es, se puso la pantalla azul y la batería consumida, fue salir de la torre y volvió a funcionar con la batería a tope.

    Después de unas horas allí, volvimos a Madrid, con ganas de volver, ese día cuando llegue a a la capital, lleve el coche al taller y recogi el mío, ya que el otro era de mi padre, cuando llegue a casa aparque en la misma puerta cerre el coche, salude a unos vecinos que estuvimos hablando junto al vehículo y me fui hacia el interior de mi casa, serían las 16 horas, a las 23 h. Empecé a escuchar música a todo volumen, pensé, vaya fiesta se están tomando los vecinos, salir de casa para ir al trabajo y me cruce con mi tío, nos saludamos y continué hacia el vehículo, la sorpresa, que la radio de mi coche estaba encendida, con el volumen a tope y el coche cerrado, la radio sólo se enciende introduciendo la llave, entre en casa nuevamente y pregunte a mi tío si oyó la música a tope, el me dijo que no escuchó nada, dos días después vi a uno de mis compañeros y le pregunté si desde la visita a Ochate le sucedió algo, me dijo que no, el no tenía carnet de conducir, le comenté lo que me sucedió y me respondió que cuando le dije mi caso se acordó que el mismo día que volvimos a Madrid, el centro a trabajar, y que el vehículo de la empresa estacionado frente a su puesto de trabajo, comenzó a encenderse las luces cortas y largas, sin haber nadie a su alrededor, y el coche cerrado, después de decirme eso, llamé al tercer compañero que según llegamos a Madrid el se fue a Valencia a su casa, le pregunté si desde entonces le pasó algo electrónico en su vehículo, el me respondió afirmativamente, que cuando llegó a su casa fue a apagar el motor y sacó la llave del contacto, el vehículo seguía en marcha teniendo que meter la primera marcha y calar el coche para apagar el motor.

    Ninguno de los tres vehículos estuvieron en Ochate, y me quedé con las ganas de volver para quedarme un par de días y descubrir e investigar más a fondo

    Un saludo

    1. Hola Sergio, es muy interesante todo lo que cuentas y desde luego las experiencias con los coches no habiendo estado en el lugar son bastante curiosas… Si regresas a este lugar y lo captas en vídeo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros!! Un saludo y muchas gracias 😉

    1. Extrañas muertes de supuestas enfermedades contagiosas (tuberculosis…) sumado a los saqueos de los maleantes de la época, hizo que desaparecieran todos. Saludos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar