El ‘Exorcismo’ de Almansa: La familia aseguraba que su hija estaba “embarazada del diablo”

El ‘Exorcismo’ de Almansa: La familia aseguraba que su hija estaba “embarazada del diablo”

La niña fue sometida a un ritual por estar “embarazada” del diablo

Todo sucedió el 18 de Septiembre de 1990, en la localidad manchega de Almansa, en Albacete (España). Se llamaba Rosa Gonzálvez, tenía tan solo 11 años y murió destripada por su madre, dos tías y una vecina. Según ellas, por estar embarazada del mismísimo diablo.

A la madre, se la conocía en el municipio como Rosa ‘la Curandera’ ya que era habitual de este tipo de prácticas, pero nunca, hasta ese extremo… En la madrugada del día 18, los vecinos de la calle Valencia alertaron a las autoridades de gritos que provenían del número 4. Cuando los agentes llegaron al domicilio, confirmaron que allí se encontraba una menor muerta y sacaron esposadas del domicilio a su madre, Rosa Gonzálvez; su tía, Ana María Gonzálvez y dos vecinas, María Mercedes y María Ángeles Rodríguez.

Imagen de la niña Rosa Gonzálvez, de 11 años.

Según la autopsia realizada a la pequeña, Rosa, había muerto desangrada. Se realizó una investigación y las tres detenidas fueron acusadas de provocar su fallecimiento por someterla a prácticas rituales satánicas. Asimismo, encontraron al padre de la víctima encerrado en una de las habitaciones de la vivienda. Según informaron las detenidas, la menor estaba “embarazada” del demonio y habían practicado el oscurantismo para extraerle el feto (aunque los informes médicos posteriores descartaron que la niña estuviera en periodo de gestación…).

En el juicio, María Mercedes relató que la noche de los hechos entraron al dormitorio de Rosa y atrancaron la puerta. Después, tumbaron a la niña en la cama y comenzaron a “romper estampitas, clavar agujas en un muñeco y a orinar en el suelo” mientras entonaban cánticos. y aseguraban que la pequeña Rosa tenía dentro “la espada del mal”

Imágenes del suceso publicadas en el periódico ABC

Finalmente, en febrero del mismo año, las tres acusadas de parricidio, asesinato y lesiones a Rosa Gonzálvez, quedaron absueltas al concurrir la circunstancia de eximente completa de enajenación mental.

¿Fue el diablo quién visitó la casa llamado por los cánticos y rituales de la madre? o como indicarían los informes médicos, todo fue provocado por el estado de enajenación mental… ¿Tú qué opinas?

*Vídeo Recomendado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*